Restauración y celiaquía

En los diez años de trabajo que dediqué a la Federación de Hostelería de Valencia (FEHV), sin lugar a dudas, el proyecto sobre el que sentí el peso de la responsabilidad fue el de la creación del Club de Restauración para Celiacos.

Desde el momento en que conocí a Isabel Tejedor, y fui recibiendo las primeras charlas con los técnicos de la asociación que preside, ACECOVA – Asociación de Celiacos de la Comunidad Valenciana-, fui consciente que la labor de concienciación en los restaurantes que quisieran participar era clave, y que había que conseguir ahuyentar a los que no se viesen completamente capacitados para empezar/seguir en el proyecto porque por muchos protocolos de validación de platos, jornadas de formación, auditorías, etc. que hiciésemos,  al final, sólo del proceder del personal de los establecimientos dependía que un cliente celiaco pudiera salir satisfecho del servicio ofrecido.

Estoy muy agradecido a la labor que desempeñan los técnicos de ACECOVA, porque son los que con sus medios, están manteniendo vivo este proyecto, y por supuesto, con los restaurantes que creyeron en él en un principio y no se han quedado en el camino, porque ahora están comenzando a recoger sus frutos.  No voy a poder nombrarlos a todos, pero algunos, como Gloriamar o Lalola si pueden dar fe de lo encima de ellos que he estado, gracias a que el seguimiento de su sistema de gestión de calidad me permitía visitarles con mayor asiduidad.

Nótese aquí que el texto de hoy es más serio y medido, algo alejado de lo que pretendo mostrar en este espacio. Considérenlo como una entrada excepcional. Prometo compensar con otra  a continuación, en el menor tiempo posible. Gracias por su paciencia 😉

Continuando, me gusta recordar lo que me llenó a nivel personal, que estuviéramos presentes, mi compañero de fatigas Javier Periago y yo, en el Congreso Internacional de Celiacos que se celebró en Valencia en 2010, con ponencia sobre El derecho al ocio del enfermo celiaco incluida, así como las ferias de la salud en las que hemos estado presentes montando stand, y pasándolo genial con la gente.

…y la comida con los congresistas en El Palmar…la agradable sorpresa cuando vi que quién estaba al mando de las paellas -sin gluten-, era otro buen amigo: Jorge Bru de El Graner

Ahora, me voy desencorsetando un poco y muestro una foto donde se puede apreciar que lo serio y riguroso no tiene por qué ser aburrido, especialmente cuando  pasas más de 10 horas en un stand de feria…Acudan a la que se celebra en Moncada en el mes de septiembre, se la recomiendo…

IMAG0541

Bien, quería terminar diciendo que si hubo alguien capaz de transmitirme lo que significa vivir para y por el cliente celiaco, 24 horas al día, ése es Alfonso Gallego, que junto con su mujer, Elena, llevan de maravilla el Restaurante Malkebien, un lugar donde lo único que te puede llegar a confundir es el nombre del establecimiento: exquisitos en calidad, servicio y precio.

Si son celiacos o tienen gente cercana que lo son, y no conocían estas iniciativas aún, infórmense en ACECOVA porque tienen un importante número de restaurantes validados en toda la Comunidad Valenciana, y si no lo son y les pica la curiosidad por saber qué es eso de la cocina sin gluten pueden empezar por visitar el Malkebien…

Buenos días y buen fin de semana!!!

malkebien

Sigur Ros, hoppippolla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s